• Innocence Cloth

Los JEANS y su historia

Una prenda con diferentes lavados, colores y estilos trascendió en el tiempo para hacerse indispensable en todos los guardarropas. Se trata de los jeans, que evolucionaron desde su creación, hasta ser hoy parte cotidiana en la indumentaria de todas las generaciones y gustos.


Diseñados en principio para hombres, estas prendas fueron overoles pensados  para los trabajadores mineros de la zona oeste de Estados Unidos en 1853.  Durante el auge del oro, el alemán Levi Strauss descubrió con el denim lo que sería la solución a un gran inconveniente que tenían los buscadores de oro. El inclemente trabajo a sol y a sombra, y las pesadas pepitas de oro que cargaban en los bolsillos hacía que se rompieran sus pantalones y que constantemente buscaran retazos de tela para remendarlos y hacerlos más fuertes.  Strauss encontró en el denim marrón de las carpas de campaña y las velas de los barcos, un tipo de lona resistente para confeccionar ropa de trabajo. 


A su asociado, el sastre Jacob Davis, se le ocurrió reforzar los bolsillos con remaches de cobre en lugares de tensión como los extremos de los bolsillos y la corredera. La idea fue patentada y el  20 de mayo de 1873, la United States Patent and Trademark Office les otorgó a su invención el número 139,121 que daría origen a los mundialmente conocidos pantalones de mezclilla. 

El tejido de sarga color índigo fue adoptado por los cowboys americanos, quienes se valieron de su durabilidad para llevar a cabo las jornadas de trabajo en el campo, esto fue lo que posteriormente los catapultó como ‘pantalones vaqueros’. 


En 1934, Levi’s sacó los primeros ejemplares femeninos para trabajos relacionados con la siembra y la agricultura, pero gracias al auge del cine hollywoodense de la época, estos pantalones empezaron a transformarse en una prenda a la moda.  En los años 50 famosos de la talla de Elvis Presley, Marlon Brando y Marilyn Monroe empezaron a popularizar la prenda de vestir. A mediados de los 60, los jeans eran sinónimo de rebeldía por el movimiento contracultural y libertario que se estaba gestando en Estados Unidos. Pantalones patas de elefante o bota campana, con diferentes lavados y telas más suaves marcaron un hito en la moda de los 70.


Una década más adelante, Calvin Klein fue el primer diseñador en estampar su marca en la prenda. Desde ahí, los compradores empezaron a buscar jeans ‘de marca’ con estas características de consumo. Esto  trajo consigo variedades de estilos, pantalones más cómodos y ajustados, tiros más cortos, faldas, camisas, shorts en denim, sin bolsillos, ornamentados con lentejuelas y bordados, botas rectas y pitillos, abriendo una amalgama de opciones a la hora de usar los famosos bluejeans.


En los 90 la cultura hip hop influyó en la moda con los pantalones raperos, y llegando a los años 2000 los jeans descaderados, muy ceñidos a la figura, para las mujeres  y en los hombres cortes más justos. 


La evolución en las telas y los diseños le dio un toque cómodo y confortable a esta prenda que por su versatilidad es la preferida por todos. 


Fuente: https://www.elheraldo.co/moda/un-recorrido-por-la-historia-del-jean-420280